El correcto funcionamiento de la red de tuberías de un hogar debe ser algo imprescindible que debe estar en continua revisión para así evitar contratiempos innecesarios que pueden llegar a ser muy engorrosos. Además, un problema de este tipo puede acarrear infecciones y enfermedades a todos los miembros de la familia debido a la exposición directa con bacterias. De todas formas, durante el día a día a veces es imposible evitar que necesitemos desatascar un fregadero, arreglar una tubería rota o revisar el wáter.

Normalmente, cuando un fregadero se atasca suele ser porque se vierten en él elementos extraños que no son capaces de discurrir por la tubería. Algunos de los casos más comunes son: verter la comida sobrante, los restos de las pieles de verduras o frutas u otros objetos que nada tienen que ver con la comida. También es muy normal que sea necesario desatascar un fregadero porque es muy antiguo y nunca se ha limpiado ni revisado, por lo que se va acumulando suciedad y objetos extraños y llega un momento en el que no deja pasar nada.

La operación para eliminar un atasco debe ser realizada por un profesional cualificado y obviar los procedimientos caseros, ya que no son del todo efectivos y a la larga pueden empeorar el estado de la red de tuberías. El servicio será muy concreto, centrado en el punto de la red que en ese momento esté obstruido. Sin embargo, desde Conlima recomendamos un mantenimiento integral y periódico de toda la instalación; de esta manera no tendrás que preocuparte por cualquier inconveniente.

En Conlima tenemos a profesionales especializados en el sector con tecnología avanzada para comprobar la limpieza y el estado de la red de alcantarillado y de tuberías. Solo así conseguiremos centrarnos en el punto concreto del problema y ahorrar tiempo, recursos y dinero.

CONTACTA CON NOSOTROS

adorno-azul





AbonadoClienteNuevo cliente

He leído y acepto la política de privacidad