curva-header

Cómo evitar atascos en las tuberías del hogar

foto_2

Aunque no se ven, las tuberías y los desagües son una parte fundamental de nuestras casas. Por ese motivo es sumamente importante que no desatendamos nunca su cuidado. Un mantenimiento periódico ayudará a evitar atascos en las tuberías y otros desagradables problemas como plagas, fugas, humedad o inundaciones, entre otros.

Si bien, en la gran mayoría de los hogares hay rutinas que perjudican gravemente el estado de estas instalaciones. Algunos de los más comunes son: tirar restos de alimentos o aceite por el fregadero, verter desperdicios, papel o toallitas por el wáter. Hemos de ser conscientes que estos actos tienen una consecuencia directa en el estado de las tuberías y los desagües, por lo que se deben evitar.

La mejor forma de evitar atascos es recurrir a profesionales para que realicen un saneamiento a la instalación de manera periódica. Se recomienda llevarlo a cabo al menos una vez al año. Tan sólo así se conseguirá evitar atascos en las tuberías y problemas mayores, con el consiguiente ahorro que esto conlleva.

Consejos para evitar atascos en las tuberías

El primer paso para evitar atascos en las tuberías o los desagües es contar con una instalación de garantía. Si se trata de una instalación antigua, procura que especialistas la revisen para asegurarte de que todo esté en orden. Por el contrario, si la instalación se va a construir ahora hay que tener en cuenta una serie de cuestiones como, por ejemplo, que las tuberías tengan una pendiente superior al 2% para que los residuos circulen con normalidad y no se produzcan retenciones.
El diámetro de las tuberías también importa, ya que si éste es demasiado pequeño puede ocasionar la dificultad de evacuación del agua.

Presta también especial atención al diseño de la instalación. Procura que tenga los mínimos giros posibles para que nada perjudique la circulación del agua.
Por otro lado, en el día a día, ten en cuenta estos consejos que te comentamos a continuación.

Una buena forma de fundir los restos de suciedad que se acumulan en las tuberías es verter una olla de agua hirviendo por la tubería.

Asimismo, otra buena idea es utilizar siempre tapones con rejilla para retener la mayor cantidad de residuos posibles.

En la ducha, recuerda siempre quitar los pelos una vez que te asees.

Con respecto a la lavadora, usa preferiblemente detergentes líquidos y ten mucho cuidado con la cal. Recurre a productos de limpieza para electrodomésticos como la lavadora o el lavavajillas.

Esperamos que estos consejos para evitar atascos en las tuberías te hayan sido útiles. No obstante, si necesitas ayuda profesional para solucionar un atasco, no dudes en contactar con Conlima. Estaremos encantados de atenderte.

LE LLAMAMOS

Rellena el formulario y te llamamos de inmediato:

He leído y acepto la política de privacidad

¿CÓMO NOS CONOCISTE?

He leído y acepto la política de privacidad